Saltar al contenido

Aviso 18 – Hazte socio de Dios

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: Hay pocos que crean que se merecen triunfar y tener éxito, porque como han hecho muchas cosas mal, creen que por haber hecho las cosas mal, no se merecen el bien. Y en parte es así, es normal que uno piense esto, porque lo natural es recibir bien por bien y no bien por mal. Leamos el Salmo 1, ese que alaba al que nunca ha ido con malos y nunca ha hecho el mal, pero, pocas personas han actuado así. Y sigamos siendo sinceros y diciendo la verdad. Sabemos que Dios nos Ama y nos perdona SIEMPRE y que nos quiere dar todo lo que le pidamos, y leemos en los Evangelios, una y otra vez, que Jesús, Dios, decía: “¿Qué quieres de Mí?” …Dios puede cambiar tu vida, todo tu entorno, todas tus cosas, porque te haces socio de quien no ha hecho nunca el mal, con quien siempre ha sido bueno, ¡con el Rey de Cielos y tierra!, y con un socio así, ¡el éxito es seguro! Todos saben que para tener un posible éxito, si uno se une a un socio capitalista, a un socio que entiende del negocio con el que quiere tener éxito, tiene ventajas; la vida comercial le será más fácil, podrán afrontar los gastos con la tranquilidad que da el capital, el dinero que el socio capitalista aporta a la sociedad, así como tendrá más clientes y buenos proveedores por el buen nombre del socio, y los bancos siempre estarán dispuestos a darles buenos créditos a bajo interés porque saben que tu socio es una persona de confianza y que viene respaldada por el dinero, la buena fama y su carácter perfecto, que hará que vuestras relaciones sean cordiales y fructíferas. ¡Quién tuviera un socio así! Pues puedes tenerlo, ¡y gratis!, porque mejor que Dios mismo, ¡nadie!, así que entra en ti mismo y únete allí al Dios que te creó por amor, que te salva por tu fe y las obras que demuestran que realmente y verdaderamente crees en Él, y estas obras son tus éxitos en el bien y lo bueno. Quien triunfa mientras va luchando por el éxito, éste disfruta de la vida, momento a momento, porque en cada momento hace lo correcto, y hacer el bien pudiendo hacer el mal, ¡esto es un éxito! Haz tu vida llena de éxitos, por ser bueno y hacer el bien, como manera de vida para recibir lo que das. Y hazte socio de quien siempre ha sido bueno, ¡Dios!, y Él suple todos tus errores pasados, te levanta de todas tus flaquezas, aprendes de su vida, e imitándole, imitando a Jesús, Dios, te unes en sociedad indisoluble por la voluntad de vivir tu fe; y con las nuevas obras de la misma, suples todo lo anterior y das a los demás tu unidad con Dios, y ellos notan que no estás solo, sino que Dios y tú sois un todo en la voluntad de hacer el bien y lo correcto, por propia voluntad de cambiar de vida, desde el momento en que te asocias con la Santísima Trinidad, un solo Dios, Jesús.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright