Saltar al contenido

Aviso 19 – El miedo

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: Tener miedo es algo normal, y enfrentarse a él es lo natural. Uno tiene miedo, analiza las causas y las comenta consigo mismo, en intimidad con Dios; si es necesario, pide consejo a otros sobre la cuestión que le da miedo, y con la información, lo afronta y decide qué hacer para lograr vivir en paz. Porque el miedo quita la paz, es la alarma de que algo pasa o va a pasar. Siempre hay que hacer caso a la alarma del miedo, que suena en nuestro interior avisándonos de que hay que revisar algo en concreto, que hay que informarse de esto que nos produce ese miedo natural de aviso. Al miedo no hay que tenerle miedo, al contrario, es una bendición esa alarma de aviso. Jesús, Dios, tuvo miedo la noche de su calvario, y le avisó el miedo de que iban a traicionarlo, y oró, se preparó para enfrentarse con paz a los acontecimientos que, por los otros y su libertad, le entregaban como vivencia en su vida. Y, ¡cuántas veces el miedo nos avisa de unos socios, de unos amigos, de unos hijos, de unos padres, de unos familiares, de un cónyuge que nos va a traicionar!, y por el miedo podemos afrontar el peligro de esa agresión a nuestra propia libertad. El miedo siempre es bienvenido. Tú no tengas miedo al miedo, al contrario, cuando tengas miedo, ponte en oración y pide consejo a Dios Espíritu Santo, consejo y su protección, y con raciocinio, busca, indaga ese aviso, esa alarma que el miedo te da, porque el miedo te da ventajas, como la de prepararte para superar eso que te produce miedo. Así que nada de tener miedo al miedo, ¡al contrario!, sé realista y dale las gracias al miedo que te avisa de que van a ir contra tu libertad, que algo está pasando o va a pasar y que no es lo que tú quisieras, y ¡prepárate para ello!, tenlo en cuenta y da gracias a ese miedo que tienes porque será el que, al afrontarlo, te llevará al éxito de este fracaso que se te avecina y del cual, el miedo te avisa. ¡Deja que el miedo te avise de que algo está pasando o pasará!; la vida de paz es consecuencia de unas buenas estrategias para tener en tu vida lo que decidas y quieras, lo que desees y pidas por ello a Dios, que todo lo puede. Enfréntate al miedo y vive la paz en tu vida.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright