Saltar al contenido

Aviso 31 – El éxito es para todos

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: El éxito se consigue sincronizando la voluntad de Dios para ti, con tu voluntad para obedecer en todo a Dios. Hay quien perseguía el éxito en un lugar, y allí se encontró con impedimentos que le hicieron cambiar de actitudes, y con esas nuevas y buenas actitudes, desarrolló aptitudes que le llevaron a un éxito mayor a cuantos no había pensado lograr jamás en el éxito perseguido, y que por seguir y cumplir con la voluntad de Dios, halló y prosperó, y tuvo éxito por su humildad de aceptar el cambio de planes por los que había ido a ese lugar donde, enfrentándose a lo desconocido, encontró las sorpresas que siempre depara la vida, y que con ellas, hay la semilla de una nueva planta, esa planta única del éxito único para ti. Porque cada uno tiene éxito, y por su éxito, no derrumba jamás el éxito de otros; que de ser así, el éxito no existiría, pero el éxito existe y es para todos; Dios lo tiene reservado para todos, pero pocos lo alcanzan, como pocos cumplen con la voluntad de Dios, y por eso tantos fracasan, porque el éxito es una condición de perfección en lo mejor que podemos dar y hallar en la vida; y si hay egoísmo, no se da, o se pasa por encima de los demás para hallar el éxito definitivo, y nunca hay éxito para el que no sabe entregarse, y si tiene que esperar, pues esperar. Hay quien cree que el éxito es rápido o no hay éxito, pero no es así, el éxito total es lento, porque no sólo tiene éxito quien llega a cumplir un sueño, sino que tiene éxito si consigue mantener ese sueño en su realidad toda su vida. Y sólo perdura la bondad y sólo tiene buena fama el bueno, y por eso, el éxito sólo es de aquel que es bueno y hace el bien, y persiste en ello, como una forma real de vida.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright