Saltar al contenido

Aviso 33 – Esto es el éxito

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: Os propongo ser buenos y resistir en el bien, pagar los impuestos y estar siempre en regla según la ley civil, para así tener paz y éxito en llevar tu ley, la ley de hacer el bien; ¡pase lo que pase!, la ley que es universal, que ninguna otra ley puede sustituir, y que haciendo el bien, todas las demás leyes de cada país la permiten. No sé de ningún país prospero, democrático, que te impida hacer el bien y lo correcto, y aunque pueden tener algunas leyes permisivas en asunto de moral, no persiguen a los que quieren hacer el bien y lo correcto, a los que quieren una vida de paz, esa paz de tener una buena conciencia. Medita mis palabras, amigo, amiga, y te darás cuenta de que es cierto, es verdad, de que tú, ¡tú!, eres libre de hacer el bien y lo correcto, lo moral, de seguir la Ley de Dios. Puede que otros no lo hagan, pero ¡tú puedes hacerlo!, puedes decidir seguir TU PROPIA LEY, la de hacer el bien y lo bueno. Y te digo, lo digo: ninguna otra ley podrá ir contra tu ley, esa de hacer siempre lo bueno, lo correcto, teniendo así una buena conciencia y viviendo la fe, y disfrutando de las obras de la misma; tú, ¡tú tendrás éxito en todo!, porque aunque tus padres, hermanos o hijos, no lo hagan, si tú sigues la Ley del Bien entonces, tendrás éxito; te llegará el éxito allí donde has fracasado, y aunque fracasases con alguna derrota temporal, siempre ganarás y te sentirás grande, porque, dentro de ti, sabes que has hecho el bien y lo correcto; eso, esto es el ÉXITO; porque además, y te lo digo en serio y comprobado por mí, que el éxito llega SIEMPRE cuando uno actúa haciendo el bien y lo bueno, como método de vida, como forma de comportamiento; y ¡qué feliz es uno venciéndose a sí mismo, superándose cada día más para ser bueno y hacer el bien y lo correcto!, pensando más en esto, en ser bueno y hacer el bien y lo correcto, que en los resultados. ¡Cuántos piensan más en los resultados, y no hacen el bien siempre, ni lo bueno, pensando así llegar antes!; y si tienen algún triunfo, que el triunfo no es lo mismo que el éxito, se sienten inseguros al llegar a la meta con medios injustos e injustificables delante de su conciencia, que no podrá aceptar una buena conciencia ¡jamás!, llegando a la meta, vendiéndose en no hacer lo bueno, ¡lo mejor que uno podría hacer! Tú ve a buscar el éxito y no el triunfo; un triunfo siempre puede ser un fracaso; en cambio el éxito, aunque se fracase porque otros triunfen, tú ganas siempre, porque el éxito está en hacer el bien y lo correcto; y siendo así, donde has perdido porque otros han triunfado, puedes tener éxito en otra oportunidad, que SEGURO te brindará la vida, porque la vida está llena, repleta, de oportunidades, cada día; así que no te vendas por la primera de hoy, que más tarde te llegarán más, y mañana y pasado; tú estate pendiente siempre de ti, de hacer el bien y lo correcto, y que tu negocio, tu familia, haga lo mismo, siempre dentro de las posibilidades que tienes; y si te faltan, ora y espera, pide y aguarda, que Dios te lo dará todo en tu mejor momento, porque te conoce, y sabe dónde y cuándo es bueno para ti que llegues a un punto de éxito; porque el éxito no es llegar a un tope y basta, el éxito es tener siempre éxito en todo, y se puede, aun mientras tengas fracasos, y eso que llamamos “mala suerte”; porque el éxito radica en ti, en hacerte feliz luchando y superándote en hacer el bien y lo correcto, en cumplir siempre con tu deber y la Ley de Dios, la ley del Bien y lo Bueno.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright