Saltar al contenido

Mensajes para realización personal - 3. página

Aviso 28 – Amor veradero

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: En el amor, como en la guerra, hay que darlo todo por el todo. Nada de estrategias complicadas, pues vienen los enemigos y asaltan la fortaleza, y te puedes quedar sin nada. El amor es un sentimiento creador y maravilloso, y quien ama de esta manera, real y sincera, no necesita emprender una guerra, ni de celos ni de envidias, ni de preguntas tontas como la siguiente: ¿cómo quieres que sea? Tú, y la otra parte, tiene que ser como es, porque en cada quién hay un ser maravilloso, si sabe cuidar de su carácter, de su apariencia y, sobre todo, de la forma y manera de usar de las palabras. La pasión, encendida por el odio, eso no es amor, como tampoco lo es la pasión mal entendida, la que sólo quiere placer carnal sin el elemento creador, que es el regulador y propagador de tal amor. Es decir, quien no quiere hijos, no ama lo suficiente al otro. Antes, hubo una larga temporada, en que las chicas alocadas iban gritando a los artistas: “¡quiero un hijo tuyo!”; eso fue antes de que el capitalismo hiciera estragos en las relaciones sentimentales, porque al final, el sentimiento tuvo forma de dinero; y ahora que no hay dinero, a causa de la crisis económica mundial, ahora, ¿quién ama de verdad?; pocos, porque sin dinero, muy pocos se creen merecedores de este amor eterno, este amor que cantaron los juglares en las plazas de los pueblos, invitando a las doncellas a ponerse guapas y bellas para hacer salir de su caparazón al virtuoso varón, que encerrado estaba en su concha, perplejo de angustia por no saber decidir a quién elegir para ponerle el anillo en el dedo. Luego vinieron, con los tiempos modernos, los cantantes que cantaban ese amor eterno, que pocos varones sabían expresar con acierto, y le dedicaban a la chica la canción que ellos hubieran querido cantar, de tener buena voz y carecer de vergüenza. Luego pasaron más cosas, una de ellas es que descubrieron la píldora anticonceptiva, y se terminó el romanticismo en masa, se pasó al consumismo del cuerpo, sin, desde luego, el respeto que se debe a uno mismo, por ser quien es cada uno, ¡un ser semejante a Dios mismo, a Jesucristo! Pero el amor verdadero, como os digo, es creador, necesita dejar huella en la existencia de esta vida, necesita proclamar su amor con los hechos de su unión, que son los hijos, fruto de este amor bendecido por Dios.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright

 

Aviso 29 – Tu propio negocio

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: Este deseo de tener tu propio negocio, es por tu afán de ayudar a los demás, de ser útil con lo que sabes y tienes, ¡y eso es bueno, muy bueno y hace el bien! Dios puso dentro de ti los talentos y cualidades, que tienes que perfeccionar, y usar más y mejor, para darte a los demás, a través de ti o de los productos de tu negocio, o los servicios de tu profesión. Es bueno trabajar, te ocupa las horas y disfrutas de la vida, de entregar a los demás lo mejor de ti. Siéntete con alas, esas alas del bien, de lo bueno, de tu bondad en hacer lo mejor posible tu trabajo, tu labor, tu profesión, ¡tu vocación!. Transmite a los demás, lo que sientes dentro de ti, esas ganas de que otros vean de lo que eres capaz, y eso no es afán de protagonismo, esto es algo natural que Dios puso dentro de ti, para que estas ganas de mostrarte y demostrar ante los demás, ante todos, que eres bueno y haces el bien, y que toda labor salida de tus manos es como tú, algo bueno, útil a los demás, necesario para hacer un mundo mejor, con más paz, con más desarrollo y por lo tanto menos dolor y sufrimiento. Ser un comerciante, ser un profesional, ser un artista, es lo natural en todo ser normal; pero cada quién a su manera, con su forma de ser, sus talentos, condiciones y circunstancias que la vida le ha dado como experiencia. Si eres fiel a ti mismo, te será fácil vender tus servicios, tus productos, tus talentos, porque el entusiasmo, que es lo que hace vender, será lo que con tus obras o con tus palabras, demostrarás a los demás. No hay tímidos ni malos oradores, cuando hablan de lo que les entusiasma, pero a veces, en su tierna edad, han podido mutilar esta manera de ser natural en el ser humano, y puede haberse hecho egoísta, soberbio, vanidoso, ¡un ser odioso!, que vende lo que no siente, lo que no ama ni quiere; y esto no dura, es la manera más cómoda de llegar a la quiebra. Si te han enseñado mal, aprende bien y haz el bien y lo bueno que tú, ¡tú quieras ser y hacer!; y tendrás éxito en las ventas y en todo lo demás.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright

 

Aviso 30 – Tu ideal de vida

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: El éxito no va solo, va de la mano del talento, y de todo lo bueno, lo bello y lo verdadero. Anímate a tener éxito en todo lo bueno que sabes que te ayudará a ser mejor persona, en todo lo bueno que te aliviará de las penas de esta vida, en todo lo bueno que sientes que palpita en tu corazón, porque con Dios, todo lo puedes conseguir. Él creó todo lo bueno que puedes imaginar y desear, por lo cual, todo ello está en su voluntad, y unirte a la voluntad de Dios, es tu ideal de vida, confiando en que la vida siempre tiene lo que quieres, pero lo que ocurre tantas veces, es que uno, o no sabe lo que quiere, o a veces, lo que quiere, es lo que quieren los demás; y Dios, a cada uno ha dado la vida y ha permitido una personalidad, unas vivencias, y unas circunstancias de su vida, que le hacen óptimo para un desarrollo distinto a los demás. Pueden ser dos hermanos, y nunca jamás tendrán ambos las mismas vivencias y circunstancias, aunque fueran mellizos o gemelos, porque todo evoluciona de un instante a otro, y no es lo mismo un beso dado a las diez o a las diez y diez; puede ser el mismo beso de la misma madre, pero en diez minutos pueden pasar muchas cosas que condicionan a la naturaleza humana, y esto es bueno, porque es muy bueno vivir en el tiempo, con el tiempo siempre a favor, porque no es dictador el tiempo, sino que es una serie de momentos en los que, por el tiempo, tiene cada uno oportunidades de vivir, y viviendo se es feliz, porque se vive. ¡Vive y trabaja!, disfruta de la vida y haz planes, y ponlos en práctica, y disfruta de darte a los demás, como siempre has deseado y deseas. Todos desean el éxito; todos desean realizarse y hacerlo bien, y esto es el éxito, hacer bien lo bueno que quieres hacer, todo lo bueno que tú quieres hacer. ¡Anímate a vivir, y triunfa desde ahora mismo, hasta el fin de tu tiempo!”

Montserrat Bellido Durán

© copyright

 

Aviso 31 – El éxito es para todos

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: El éxito se consigue sincronizando la voluntad de Dios para ti, con tu voluntad para obedecer en todo a Dios. Hay quien perseguía el éxito en un lugar, y allí se encontró con impedimentos que le hicieron cambiar de actitudes, y con esas nuevas y buenas actitudes, desarrolló aptitudes que le llevaron a un éxito mayor a cuantos no había pensado lograr jamás en el éxito perseguido, y que por seguir y cumplir con la voluntad de Dios, halló y prosperó, y tuvo éxito por su humildad de aceptar el cambio de planes por los que había ido a ese lugar donde, enfrentándose a lo desconocido, encontró las sorpresas que siempre depara la vida, y que con ellas, hay la semilla de una nueva planta, esa planta única del éxito único para ti. Porque cada uno tiene éxito, y por su éxito, no derrumba jamás el éxito de otros; que de ser así, el éxito no existiría, pero el éxito existe y es para todos; Dios lo tiene reservado para todos, pero pocos lo alcanzan, como pocos cumplen con la voluntad de Dios, y por eso tantos fracasan, porque el éxito es una condición de perfección en lo mejor que podemos dar y hallar en la vida; y si hay egoísmo, no se da, o se pasa por encima de los demás para hallar el éxito definitivo, y nunca hay éxito para el que no sabe entregarse, y si tiene que esperar, pues esperar. Hay quien cree que el éxito es rápido o no hay éxito, pero no es así, el éxito total es lento, porque no sólo tiene éxito quien llega a cumplir un sueño, sino que tiene éxito si consigue mantener ese sueño en su realidad toda su vida. Y sólo perdura la bondad y sólo tiene buena fama el bueno, y por eso, el éxito sólo es de aquel que es bueno y hace el bien, y persiste en ello, como una forma real de vida.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright

 

Aviso 32 – Los que se quejan

Te habla Montserrat Bellido Durán, para tu éxito: Si quieres tener éxito, apártate, como de plaga, de quien en todo y siempre, vea lo negativo de la gente y de las cosas y acontecimientos, y de quien además de ver lo negativo, vaya alardeando de que él lo haría mejor. ¡Mejor haría en callar y ayudar a los demás, si tanto sabe, como dice saber! Porque muchos saben dar consejo, se lo pidan o no, y pocos se ponen a querer trabajar en equipo, a dar una oportunidad, cada día, todos los días de su vida. Esos que tanto dicen que saben, poco saben si se quejan, porque el que se queja es que no sabe, porque de saber, primero, sabría que la queja debilita al que la hace y al que la oye, y segundo, parece ser que no se ha enterado de que éste es un mundo difícil, un mundo complicado, y por lo cual difícilmente todo sale perfecto, y menos con gente imperfecta como hay, y todos lo somos, mientras no demostremos lo contrario, respetando el trabajo de los demás, sus opciones y circunstancias, las cuales Dios sabe, y aprovecha todas ellas para el bien de la persona. Si Dios permite que en la vida haya lo que hay, y quiere que de todo ello saquemos el bien y lo mejor, es que se puede y se debe hacer, a pesar de los pesares, a pesar de todo lo negativo de cada acontecimiento o circunstancia; si tú cumples con la voluntad de Dios, siempre habrá algo positivo y bueno en cada cosa que ocurre, porque en este mundo vive el mal y vive el bien, y es la lucha de las dos fuerzas lo que hace que haya momentos de paz o tiempos de guerra. Pero quien de todo y todos se queja, no ve lo bueno a eso malo que ha ocurrido, y por lo tanto ha abierto la oportunidad de algo nuevo; y en todo lo nuevo, hay la posibilidad del bien o del mal, porque es tu postura lo que hace cambiar las circunstancias; es tu carácter, lo que permite que la gente no se deprima ni se canse de luchar y la derrota no sea definitiva. Tú puedes ver esas oportunidades, que hay siempre, ¡siempre!, de hacer el bien, lo bueno, lo correcto. Hay que fiarse de Dios, que sabe cómo funciona el mundo y sabe cómo funcionamos nosotros, y nos pide un voto de confianza al cumplimiento de su Ley, la Ley de Dios, que es la que nos dará el éxito, la paz. Pero, como he dicho al principio, si el carácter de alguien muy cercano a ti mismo, no ve más que negatividad y pesimismo, ¡apártate de dicha persona, porque el éxito es siempre para los positivos, que confían en sí mismos y en los demás!; quien no confía en Dios ni en la vida que Dios creó y permite, éste no tendrá el éxito que perdura; puede tener el aplauso de la gran masa de criticones que hay en este mundo, que en vez de hacer cosas positivas, van mirando y criticando a todo y todos, pero el éxito, siempre es para los buenos, los positivos, los que confían en quien creó el mundo: Dios mismo.”

Montserrat Bellido Durán

© copyright